Soy autónomo o profesional: ¿puedo trabajar en “coworking space” en un centro de negocios?

Los autónomos y profesionales freelance en todo el mundo han descubierto hace relativamente poco tiempo una nueva fórmula de trabajo: el coworking, o los espacios de co-trabajo.

Estos permiten al autónomo freelance romper con el típico aislamiento que suele ocurrir cuando se trabaja desde casa. También le permite organizarse mejor, ya que, al estar en compañía de otros profesionales en su misma situación y tener que desplazarse hasta una oficina, le obliga a respetar unos horarios, lo cual, a medio plazo redunda en su productividad.

Hall de entrada del CN Lagasca Madrid

Organizados a la manera de un espacio común y compartido, con mesas individuales, donde el freelance puede instalar su ordenador -portátil, en la mayoría de los casos – cuentan con acceso a internet y diversas facilidades, que fomentan la vida en común entre los miembros del mismo espacio de coworking. Los profesionales que suelen usar más

frecuentemente este tipo de servicios son profesionales de Internet, diseñadores gráficos, programadores, escritores, periodistas, etc…

Acceso al espacio de coworking CN Lagasca Madrid

La fórmula de pago por estos espacios de coworking o cotrabajo, es sencilla: una cuota mensual por el alquiler de un puesto individual con acceso a Internet y sala de reuniones, que varía en función de la localización del espacio. Dependiendo de si está situado en una gran ciudad o y dentro de la misma, en el centro o en la periferia, la diferencia de precio en el alquiler de un puesto individual en esta oficina especial para freelances puede llegar hasta un 30%. Un precio medio en una gran ciudad y una localización privilegiada suele estar en torno a los 300-350 euros mensuales.

Puestos individuales para freelance en CN Lagasca Madrid

En España la fórmula se va popularizando poco a poco, hasta el punto de que algunos centros de negocios han optado por reconvertirse parcialmente a este tipo de alquiler de su espacio, que favorece el desarrollo de nuevas profesiones y nuevos hábitos de trabajo.

Un ejemplo de ello es el centro de negocios CN, asociado de ACN – Asociación Española de Centros de Negocios, con edificios en Madrid en las calles Juan Bravo y Lagasca (la nueva apertura de CN Centros de Negocios en el año 2010, con una ubicación
inmejorable en pleno centro madrileño en el barrio de Salamanca), y en la ciudad de Sevilla. Sensibilizados por el fenómeno creciente de los freelance en España, han optado por abrir sus propios espacios de coworking en sus centros.

Sala de reuniones del espacio de coworking CN Lagasca Madrid

Las ventajas de este sistema de coworking para el profesional autónomo son claras, tal como ellos mismos destacan en su página web:

  • Reducción de costes: te resulta más barato que alquilarte una oficina por tu cuenta
  • Flexibilidad: Sólo pagas las horas que vas a usar el puesto, sin compromiso de permanencia
  • Sin inversiones iniciales: Sin fianza, sin gastos iniciales
  • Representatividad: ofreces una buena imagen ante tus clientes
  • Sinergias: trabajas con profesionales en tu misma situación, y puedes compartir ideas y experiencias

Alquilar espacio de coworking en Madrid: www.cncentrosdenegocios.com/coworking

Alquilar oficinas en Centros de Negocios que ofrecen co-working en toda España: www.acnspain.com

Anuncios

Ayuda a la financiación para autónomos y PYMEs 2011

Las  PYMEs y autónomos españoles reciben en general, poco crédito, y esto con independencia del ciclo económico en el que nos encontremos.

Así, cabía esperar que solo fuese durante las crisis que el flujo de crédito se cortaba para las pequeñas empresas y los autónomos, los auténticos creadores de empleo en España, muy por encima de las grandes empresas, que sí cuentan con facilidades bancarias a la hora de financiar su actividad. Sin embargo, la realidad lo desmiente; así, por ejemplo, en el último semestre del 2008 el 80% de las Pymes que han solicitado crédito, ha tenido dificultades para obtenerlo y de ellas, el 17% no consiguió financiación alguna (datos de la encuesta publicada en el 2009 por el Consejo Superior de la Cámara de Comercio sobre la financiación y acceso al crédito de las Pymes españolas).

Esto pasaba en el 2008, en el comienzo de la crisis. Pero la misma encuesta afirma que estos datos se vienen manifestando de igual forma desde principios de la década.

Ante ello, sólo quedaba esperar una reacción por parte del sector público, en forma de ayudas y subvenciones de diversos tipos que ayuden a las PYMES y autónomos no solamente a recibir formación y consultoría, sino también en su ciclo productivo, en forma de ayudas reales a la financiación de su actividad.

Y aquí llega el problema de los avales: la proporción global de empresas y autónomos a los que se solicita la presentación de garantías, incluso personalesse encuentra alrededor del 70%. En concreto, esto sucede en el 85% de las micro, en el 65% de las pequeñas y en el 51% de las medianas empresas.

Las principales razones por las cuales las entidades financieras les exigen la presentación de garantías en el caso de las microempresas son el importe del préstamo solicitado, el plazo de la operación y el riesgo asociado a la viabilidad de los proyectos. En cambio, en las pequeñas y medianas empresas los factores más relevantes son el volumen solicitado el préstamo y el riesgo asociado.

Teniendo en cuenta que uno de los principales escollos en la consecución de la concesión de créditos se encuentra en el hecho de que se piden avales muchas veces desorbitados, parecía lógico que se tomara una iniciativa del tipo que adoptó el Gobierno hace pocos días, al anunciar que avalará créditos de hasta 75.000 euros a PYMES y autónomos para proyectos de ampliación o iniciación de actividades y negocios.

Mediante este nuevo acuerdo, que entrará en vigor en los próximos días, la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa), sociedad participada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), avalará ante los bancos y las cajas de ahorros hasta el 75 por ciento de los créditos a emprendedores por un importe máximo de 75.000 euros.

Este importe, junto a la inclusión en el convenio de las PYMEs, es una de las dos principales novedades del proyecto, ya que en el firmado en 2009 con las asociaciones de autónomos ATA y UPTA, el importe máximo se fijaba en 25.000 euros y afectaba sólo al colectivo de los autoempleados y a las micropymes (empresas con un máximo de 10 empleados y una facturación igual o inferior a 2 millones de euros).

Esta fórmula permite rebajar el riesgo de los bancos y las cajas de ahorros a sólo el 12,5% del importe total del crédito que se conceda.

Además, no cierra la posibilidad de que la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), si lo estima conveniente, pueda avalar la totalidad de la parte del aval que no cubrirá CERSA, por lo que el riesgo de las entidades financieras sería cero, en este caso, y permitiría, además, eliminar el trámite del examen de viabilidad del proyecto por parte de los bancos y la cajas.

Las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores autónomos podrán solicitar los avales de Cersa y de las SGR para todo tipo de préstamos bancarios, y no sólo para los que se tramiten con cargo a las líneas de financiación del Instituto de Crédito Oficial.

Sin embargo, la experiencia del convenio precedente lleva a las asociaciones representativas de los trabajadores autónomos a cuestionar la intermediación de las SGR en el proyecto. Responsables de estas entidades afirman que “en muchas comunidades autónomas el convenio no ha funcionado como debería porque las SGR no avalan”.

Como complemento a este proyecto, la Dgpyme pondrá también en marcha el Programa de Avales para Emprendedores, que nace con el objetivo de facilitar la concesión de 200 millones de euros anuales en garantías financieras para nuevos proyectos empresariales.

Fuentes || Página Facebook de la Asociación Española de Centros de Negocios || El Economista || Econred

Alquilar oficinas en Centros de Negocios en Sevilla

Los autónomos, profesionales y pequeñas y medianas empresas que busquen alquilar su oficina en Sevilla capital o provincia, tienen la opción de elegir uno de los Centros de Negocios asociados a ACN – Asociación Española de Centros de Negocios, todos ellos estratégicamente situados.

Nombre Provincia Ciudad CP Teléfono
CENTRO DE NEGOCIOS CRISTINA SEVILLA SEVILLA 41001 954 560 856
CENTRO DE NEGOCIOS GALIA PUERTO SEVILLA SEVILLA 41011 955 65 82 80
CENTRO DE NEGOCIOS SEVILLA SL. SEVILLA SEVILLA 41007 95 504 00 00
CN SEVILLA SEVILLA SEVILLA 41004 954.369.300
IBB CENTRO DE NEGOCIOS SEVILLA SEVILLA 41013 95 423 77 99
SEVILLA CENTER CENTRO DE NEGOCIOS SEVILLA SEVILLA 41001 95 450 28 30

Centro de Negocios Cristina - Sevilla - http://www.cristinacn.com

Centro de Negocios Galia Puerto - Sevilla - http://www.galiapuerto.es

Centro de Negocios Sevilla SL - Sevilla http://www.sevillacn.com

Centro de Negocios CN Sevilla - http://www.cncentrosdenegocios.com

Centro de Negocios IBB - Sevilla - http://www.ibbcentrodenegocios.com

Centro de Negocios Sevilla Center - Sevilla - http://www.sevillacenter.es

El alquiler de oficinas en Madrid aumenta un 33% en 2010

  • El alquiler de oficinas aumenta principalmente por las reubicaciones (400.000 m²)
  • La rebaja de los alquileres motiva a los usuarios a mejorar la localización de sus oficinas
  • El sector servicios se lleva la palma con el 28% del total de las operaciones

En 2010 se contrataron 400.000 metros cuadrados de oficinas en alquiler en Madrid, un 33% más en comparación con 2009, según datos de la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate. La firma señala a las reubicaciones como “motor” de este crecimiento en la contratación, como viene siendo habitual desde el inicio de la crisis.

Según la consultora, los usuarios siguen aprovechando el ajuste de las rentas para mejorar la localización o la calidad de sus instalaciones mediante el alquiler de oficinas. Por zonas, sobresale el buen comportamiento del centro del distrito de negocios que, con 91.600 metros cuadrados contratados a lo largo de 2010, vio incrementar su volumen de absorción por segundo año consecutivo.

También ha sido notable el dato de la contratación de las zonas descentralizadas, donde se ha absorbido un total de 151.000 metros cuadrados, más del doble que el año anterior, que resultó especialmente débil.

El sector servicios registró el 28% de las operaciones cerradas en 2010, mientras que el sector público, afectado por políticas de austeridad, fue gran ausente en la composición de la demanda de oficinas en la capital en 2010.

Destaca el comportamiento del sector de la consultoría con el 17% del total de operaciones y al que corresponde el contrato más relevante del último trimestre del año, el alquiler por parte de PricewaterhouseCoopers de espacio para su nueva sede en la Torre Sacyr Vallehermoso, donde ocupará 21.386 metros cuadrados.

Torre Sacyr Vallehermoso

La superficie media alquilada durante el pasado ejercicio ha oscilado entre 500 y 900 metros cuadrados.

En cuanto a la tasa de disponibilidad de superficie en alquiler, que se mantuvo en máximos durante los primeros tres trimestres del año, se redujo un 0,5% en el último trimestre. Así, la superficie vacante actualmente es equivalente al 12,9% del parque total de oficinas de Madrid.

Según BPN Paribas Real Estate, esta superficie disponible y la baja actividad económica están “desincentivando la actividad promotora”. De esta forma, si en 2010 salieron al mercado un total de 280.000 metros cuadrados de nueva superficie, se espera que en 2011 sólo lo hagan 90.000 metros cuadrados.

Via: El Mundo

A %d blogueros les gusta esto: