La evolución de la telefonía fija y móvil

Cristina Herrero de ColtNo hace tanto tiempo la telefonía sufría problemas de conexión y de calidad de sonido. La tecnología del momento daba respuesta a las necesidades del usuario, pero las líneas se iban adaptando a medida que surgían nuevos retos, casi siempre con un lapso de tiempo en el que el servicio estaba un paso por detrás. Además, de un tiempo a esta parte, la multiplicación exponencial de todo tipo de líneas complicó el desarrollo de tecnologías eficaces; ni que decir tiene que responder al fenómeno de la movilidad, que permite a las personas estar disponibles y conectadas en cualquier lugar y en cualquier momento.

Sin embargo, en la actualidad ya se puede decir que la tecnología se ha puesto a la altura y su evolución ha venido a dar con servicios competentes e incluso ventajosos para los usuarios, gracias a su capacidad de adaptación. Esta evolución ha sido crucial en el caso de los servicios a profesionales y empresas.

En la actualidad se ofertan paquetes de voz con los que los usuarios de todos los perfiles pueden confeccionar una solución de pago por uso, mucho más rentable que las ofertas de un número ilimitado de minutos de voz, pensadas principalmente para el usuario final. Con ello es posible ofrecer un coste muy ajustados a las necesidades de telefonía del usuario y, por lo tanto, las opciones de ahorro se multiplican con estas soluciones.

Desde el punto de vista empresarial, estas comunicaciones ofrecen una alta calidad de voz que facilita el servicio de atención al cliente, así como el trabajo en equipo en localizaciones remotas. Las empresas que operan en diferentes ubicaciones pueden aplicar los paquetes de voz en todas sus sedes, y el aumento de tráfico en una puede equilibrarse con la reducción del consumo en otra. Se trata de una medida sencilla y eficaz para facilitar el ahorro en sus facturas de telefonía.

Además, ahora las empresas pueden beneficiarse de los servicios de la telefonía tradicional a través de una conexión IP. El VoIP Access es una evolución de la telefonía tradicional al mundo IP, es decir, utilizamos ancho de banda consolidando infraestructuras. Esto resulta en una eficiencia de costes, eliminando elementos físicos con elevados costes; y una flexibilidad total, al poder variar el ancho de banda según las necesidades cambiantes de los clientes. Los clientes que optan por esta nueva tecnología y comienzan proyectos de transformación de sus comunicaciones, utilizan VoIP como punto de entrada a proyectos de comunicaciones unificadas.

Estas soluciones, denominadas SIP, dan respuesta de manera eficaz a los retos que las empresas actuales deben afrontar en materia de telefonía y les proporcionan un servicio mejorado que, además, reduce sus costes.

Cristina Herrero

Experta en Servicios de Voz de Colt

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: