Más de la mitad de los españoles quiere que sus hijos sean empresarios

Más de la mitad de los españoles quiere que sus hijos sean empresariosEn la Asociación Española de Centros de Negocios somos conscientes de que tanto en Europa como en España estamos asistiendo a un cambio en el panorama laboral. Cada vez son más las personas que deciden montar su propia empresa antes que trabajar por cuenta ajena.

Lo comentamos a grandes rasgos en el post ¿Por qué el sector de los Centros de Negocios crece a un ritmo espectacular?, y hoy nos ha parecido interesante mencionar un artículo de la web Motivación y más en el que se habla de la visión que tienen los españoles de los empresarios frente al Estado y la tendencia de convertirse en emprendedor o que sus hijos lo sean de cara al futuro.

Según el texto, una encuesta realizada por Metroscopia por encargo del Círculo de Empresarios revela que a buena parte de los españoles le gustaría ser empresarios o que sus hijos lo fuesen ya que creen en ellos más que en el Estado.

En concreto, la mitad de los encuestados confían más en las empresas que en el Estado, frente al 14% que piensa lo contrario. Al 30% de los españoles les parece que no hay que fiarse en ninguna de las dos opciones, en tanto que el 4% opina que se debería ser por igual.

Además, el 43% de los españoles consideran que los empresarios tendrían que crear más puestos de trabajo que el Estado, en contraste con el 30% que entiende que debe ser el Estado el que más debe hacer por el empleo y el 25% que sostiene que los dos deberían fomentarlo por igual.

La encuesta también constata que no hay suficientes empresarios en España, pues el 67% de las personas entrevistadas piensa que debería haber más, frente al 12% que cree que tendría que haber menos y el 14% que opina que su número actual es suficiente.

Por otro lado, a la pregunta de qué preferiría ser si empresario o trabajador por cuenta ajena, el 47% de las personas encuestadas afirma que empresarios, casi el mismo porcentaje que optaría por trabajar por cuenta ajena. Ahora bien, si se tratara de sus hijos, el 53% de los entrevistados apuesta por que sean empresarios, mientras que el 36% preferiría que fueses asalariados.

Una muestra de cómo cada vez más impera el trabajo por cuenta propia en España y cómo se demandarán en el futuro espacios para ubicar empresas donde los Centros de Negocios juegan un papel crucial.

 

Los 9 retos para cambiar el ecosistema emprendedor de España

Los 9 retos para cambiar el ecosistema emprendedor de EspañaConscientes de que buena parte de los clientes de un Centro de Negocios son nuevos empresarios, hoy en la Asociación Española de Centros de Negocios queremos hacernos eco de un artículo de opinión del bloguero y emprendedor Javier Megías en el que reflexiona sobre las claves para cambiar el ecosistema emprendedor de nuestro país.

Basándose en su experiencia establece que no es sólo una cuestión de capital o de mejora de las medidas fiscales sino de hacer frente a 9 retos importantes que, con sus mismas palabras, reproducimos a continuación.

Ante todo queremos señalar que se trata de un punto de vista personal. Esperamos sea de vuestro interés.

¿Qué necesita España para potenciar su ecosistema emprendedor?

1. APRENDER DE LOS MEJORES

Desgraciadamente, y a pesar de la abundancia de referentes, seguimos intentando reinventar la rueda, llegar por ensayo y error a donde otros llegaron hace tiempo. Y eso per se no es malo, todo lo contrario, es la mejor forma de aprender… pero es lento y doloroso, y creo que no tenemos tiempo que perder.

Y nuestro referente no tiene que ser necesariamente Silicon Valley. Existen otros ecosistemas (como el de Berlin, Israel, Londres o incluso París) que debemos analizar y sacar conclusiones para aprender.

2. BUSCAR NUESTRA PROPIA VOZ

Dicho lo anterior, aprender no quiere decir copiar. Cada país, ciudad y pueblo tiene una serie de rasgos demográficos, culturales, educativos o incluso tecnológicos que los hace únicos, y que no podemos ni debemos imitar. España es como es, y tiene una serie de aspectos que, en lugar de intentar desechar e importar nuevos, deberíamos explotar.

Eso supone que, aunque es recomendable construir sobre lo que funciona o no funciona en otros sitios, no podemos copiarlo tal cual, no existen recetas mágicas. Tenemos que encontrar nuestra propia voz, nuestra propia forma de hacer las cosas y luego crear a partir de ella.

3. HUIR DE LA POLÍTICA

No cabe duda que emprender está de moda. Se ha convertido en la nueva zanahoria que agitan los políticos para convencernos que la falta de empleo es una estupenda ocasión para emprender, algo que es una barbaridad. El emprendimiento por necesidad es peligrosísimo.

Lo que sí que es cierto es que el emprendimiento nos va a salvar de la crisis… pero no de esta, sino de la próxima. Y para ello hay que empezar a construir capacidades… pero no son los políticos quienes tienen que empujar. Somos nosotros, la sociedad civil. Mi única demanda es que no nos pongan palos en las ruedas.

4. VISIÓN DE CONJUNTO

Seguimos desgraciadamente cometiendo los mismos errores, perseverando en lo que yo llamo “cortijismo”. En lugar de unirnos y ser más fuertes, cada uno queremos montar nuestro pequeño “reino”, en lugar de pensar en algo mayor.

Es la calidad y no la cantidad lo que nos va a permitir crear ese cambio en la sociedad que tanto anhelamos, ese cambio de modelo con el que se les llena la boca a los políticos. Pero no podemos seguir preocupándonos sólo de lo nuestro, hay que empezar a dejar de lado el ego y pensar como podemos construir. Todos juntos.

5. USAR LAS PALANCAS CORRECTAS

Como ya hemos hablado, no existen recetas mágicas. Para potenciar el cambio de modelo a un país con un modelo productivo innovador y basado en el talento tenemos que usar las palancas correctas, tanto a nivel tributario (¿por qué los beneficios de vender un coche e invertir en una startup tributan igual?), regulatorio(¿por qué nos esforzáramos en acabar con los autónomos?) o financiero… etc.

Lo único claro es que no hay una manivela a la que darle y que empiecen a aparecer emprendedores. Se trata de “simplemente” generar las condiciones necesarias para que surjan startups de buena calidad (por ejemplo, mucho dinero público y poca inversión privada no ayuda a que las startups sean mejores, sino a que se enfoquen en recibir ayudas sin generarse competencia entre ellas)

6. INVOLUCRAR A LAS EMPRESAS

Parece que esto de emprender sea una cosa que sólo preocupa a los jóvenes, los expertos en tecnología y a los políticos… y eso es una grave falta de visión, probablemente fatal. Los modelos de negocio de las empresas han cambiado, se han desagregado, y hoy es más importante que nunca innovar y crear valor.

¿Y qué mejor que trabajar con startups, ayudarlas y aprender cosas de ellas? A la mayoría de las empresas tradicionales cada día les cuesta más innovar… ¿no sería mejor colaborar con quienes viven y mueren por la innovación? Una de las principales características de los ecosistemas emprendedores más potentes del mundo es que las empresas no sólo colaboran con las universidades sino que lo hacen directamente con las startups, a través de acuerdos, aceleradoras de empresa, centros de I+D, programas de apoyo…etc.

7. VISIBILIDAD Y AMBICIÓN

Para que el ecosistema emprendedor de España prospere vamos a tener que abrirnos al mundo. Y no sólo el idioma es una tremenda barrera (mucha gente ha criticado que Spain Startup Map esté en ingles.. mal vamos), sino que hay muchas más. Aunque desde luego es importante centrarse y validar los modelos de negocio aqui en España, tenemos que ser más ambiciosos.

Ecosistemas como el de Israel florecieron a partir de iniciativas inteligentes como Yozma, que se encargó de atraer fondos de capital riesgo de Estados Unidos a su país, y promover agresivamente la visibilidad de su ecosistema FUERA de sus fronteras. Creo que nosotros tendríamos que empezar a pensar más en global, viajar más y ser más ambiciosos.

8. EDUCACIÓN

Si hay una palanca importante para transformar la sociedad, ésta es la educación. El cambio no va a ser rápido ni visible desde un primer momento, pero la única forma de hacerlo es formando a nuestra sociedad. Y eso implica empezar desde que son niños, inculcar una educación emprendedora en nuestros hijos y jóvenes.

Pero no sólo eso, sino asumir nuestro papel y enseñarles a pensar y tomar sus propias decisiones. Como decía Paul Graham (fundador de Y-Combinator) nos han educado a seguir órdenes: primero en casa, luego en la escuela y finalmente en el trabajo… y un ejercito de obedientes soldados no es la mejor semilla para crear una sociedad emprendedora.

9. TIEMPO

Me dejo para el final la más importante. No se puede cambiar una sociedad en lo que dura una legislatura. Aunque desde luego tenemos que empezar a trabajar ya, no podemos esperar cambios de la noche a la mañana. A Israel le costó casi 30 años en convertirse en lo que es hoy. A Silicon Valley otro tanto… así que seamos pacientes. No intentemos, como el mal amante, buscar atajos inciertos y apresurar las cosas de forma artificial.

Tenemos que empezar a trabajar ya, pero los resultados no serán obvios inmediatamente. No podemos pasar de una sociedad de asalariados a una economía basada en el talento y el emprendimiento… hay pasos intermedios (como el generar un buen tejido de autoempleo, de freelances que será el germen de esa generación startup).

Los trayectos largos de transporte inciden en la productividad de los trabajadores

Uno de las factores que más influyen en  la productividad de los trabajadores es el tiempo que tardan cada día en desplazarse a su lugar de trabajo.

A ello se le unen las condiciones en que muchas personas que habitan grandes ciudades tienen que soportar cuando de desplazarse a su empresa se trata. Metros abarrotados, tráfico intenso en la carretera, aceras colapsadas de peatones… total, que para cuanto el trabajador llega finalmente a su mesa, lo hace exhausto y con un nivel de estrés considerable.

Es lo que se desprende de un estudio realizado por Regus, proveedores de Centros de Negocios a nivel mundial y uno de nuestros asociados. Según sus conclusiones, el 11% de los españoles invierte cerca de 90 minutos en sus trayectos de ida y vuelta a su puesto de trabajo.

El estudio realizado por Regus establece además como principales causas de estrés en los desplazamientos:

– los retrasos y las interrupciones de los servicios de transporte

– los conductores peligrosos

– las conversaciones a gritos en los móviles

– el mal olor corporal de algunos de los usuarios del transporte público

“Los retrasos e interrupciones del servicio pueden acabar con un día de trabajo tranquilo y productivo, por eso aparecen en los primeros lugares de la lista. La violencia al volante y la conducción peligrosa son también unapreocupación real tanto para conductores como peatones”, ha señalado el director de Regus en España y Portugal, Philippe Jiménez.

Su compañía aboga por el uso de lugares de trabajo flexibles que eviten los motivos de tensiones y estrés que puedan tener un efecto adverso en la productividad y la motivación del empleado.

Previsiones económicas para 2011: tasa de paro en record histórico aunque PIB volverá a crecer

2010 toca a su fin, 2011 nos espera a la vuelta de la esquina. ¿Y qué nos traerá el recién nacido? De momento, y si nos atenemos a las diferentes fuentes de previsiones que hemos consultado, nada bueno.

Teniendo en cuenta estas cifras y siguiendo con la terrible tendencia bajista de 2010 en casi todos los índices importantes económicos, 2011 nos prepara un escenario de paro histórico (20,4%) , destrucción del ahorro privado (bajada de 2 puntos porcentuales, hasta el 14%), reducción de la construcción tanto residencial como no residencial (-7,3% y -8,2% respectivamente), aumento del consumo privado muy pequeño (+1%), así como de la tasa de inversión en bienes de equipo y otros productos (+1,5%).

Haciendo un análisis del catastrófico año 2010, en el que la crisis financiera se ha desplazado definitivamente hacia los sectores de producción, el consumo privado y el mercado laboral, vemos que numerosos índices han tocado fondo:

– El consumo registró un retroceso del 4,4% en el 3er trimestre, tras el fuerte repunte observado en el trimestre anterior. Esta recaída es la compensación del adelanto hacia el segundo trimestre derivado de la subida del IVA y del final de los estímulos fiscales a lacompra de automóviles.

– La inversión en vivienda continúa en tasas muy negativas, mientras que en otras construcciones se ha intensificado la caída reflejando los recortes en la inversión pública. El conjunto de la inversión en construcción ha empeorado hasta una caída intertrimestral del 12,2%.

– Las exportaciones prácticamente se han estancado (crecen un 0,3%), frente a los fuertes crecimientos de los trimestres anteriores, mientras que las importaciones han caído con intensidad (-18,7%).

– La destrucción del empleo a tiempo completo ha continuado (-1,3%).  Aunque una buena noticia podría provenir del aumento de la productividad, ésta lo hace a un ritmo decreciente. La evolución de esta variable, unida al crecimiento moderado de las remuneraciones salariales, ha supuesto una nueva reducción de los costes laborales unitarios medios del conjunto de la economía. No obstante, dicha reducción es principalmente consecuencia del recorte de los sueldos de los asalariados públicos.

– Con todo esto, la tasa interanual de crecimiento del PIB se sitúa en el 0,2%, en positivo por primera vez desde el tercer trimestre de 2008, una noticia ligeramente esperanzadora de cara al 2011.

Llegamos de esta manera tan precaria a un 2011 donde se espera, sin embargo, que el PIB repunte un 0,8%, aunque el comportamiento del mercado laboral siga siendo muy negativo. No obstante, existen importantes riesgos que pueden condicionar el cumplimiento de la previsión acerca del PIB.

El primero de ellos procede de la situación del sector financiero. En un contexto de continuación del deterioro de los resultados de las entidades financieras y de necesidad deaumentar las provisiones, una posible retirada de las medidas extraordinarias de liquidez por parte del Banco Central Europeo podría producir el efecto de restringir aún más el crédito. El otro riesgo importante resulta de las tensiones que de forma periódica vienen produciéndose en los mercados de deuda pública, y de que estas se desplacen en algún momento hacia la deuda española, que, desde el verano, ha conseguido mantenerse fuera del epicentro de las turbulencias y solo ha sido tangencialmente afectada por las mismas.

Como nota positiva al contexto de la economía productiva, resaltar que se sigue también esperando que los costes laborales unitarios desciendan tanto este año como el próximo, gracias a un crecimiento de la productividad superior a la de las remuneraciones por asalariado. Esto permitirá que se siga recuperando competitividad-precio.

Evolución PIB

Fuente texto y gráficos: FUNCAS (Fundación de las Cajas de Ahorro)

A %d blogueros les gusta esto: